A finales de agosto ha regresado el grupo que ha participado en el campo de trabajo y amistad en Burkina Faso. Todo ha ido bien, a pesar de la preocupación por la situación internacional que había llevado a renunciar a participar a algunos voluntarios. El grupo participó en algunos trabajos ocasionales dentro de la misión de Nanoro, así como en la animación de niños y jóvenes.

También han prestado su trabajo en el Hospital de los padres Camilos. El viaje ha servido para ver el progreso de algunos proyectos, en particular la organización de secciones del hospital de Nanoro, la conclusión con éxito del Centro de acogida Sagrada Familia para estudiantes de medicina de Saaba, el proyecto de alfabetización de mujeres en cinco aldeas, así como poner la base para futuros proyectos (una larga lista de peticiones de pozos y de bombas Volanta así como la construcción de depósitos de agua y otras mejoras en el taller altamente eficiente de Saaba).

La experiencia se ha enriquecido de numerosas reuniones con las diferentes Comunidades de los Hermanos de la Sagrada Familia de Burkina-Fasso que como siempre han dado su cálida bienvenida y la dimensión familiar que caracteriza el espíritu del Instituto.

_MG_1206_MG_0084_MG_0097_MG_0223_MG_0230_MG_1283_MG_9765_MG_977620160815_111403_MG_0518_MG_0495IMG-20160831-WA0001