PUEDES LEER O DESCARGAR EN FORMATO PDF

Una misión para el desarrollo

La misión de los Hermanos en la Provincia de Santa Ana está organizada en varios sectores de actividad: la formación para candidatos a ser Hermanos; educación en escuelas primarias, medias y secundarias; centros de formación profesional, centros sociales, escuelas de catequistas, centros de acogida, centros de producción, centro médico, centro de atención a las mujeres y otras actividades a petición explícita de la Iglesia local.
A través de ellos expresa el rostro africano del carisma del Instituto. Entre los colaboradores de los Hermanos, cabe destacar la fuerte presencia de los seguidores de otras religiones (protestantes y musulmanes) que han encontrado en las obras de los Hermanos marcos para expresar sus deseos y lugares para ganarse la vida. Es notable y creciente la presencia de los laicos, aunque aún hay mucho camino por recorrer en su formación carismática.
Otra importante aportación es la presencia de 17 Hermanos de la Provincia que realizan su misión fuera de su país. Una “misión en salida”, como la Iglesia nos pide.

La casa de Formación

En Sâaba está la casa de formación. Acoge las diferentes etapas de la formación básica: juniorado, postulantado, noviciado, escolasticado. Los puntos fuertes de esta casa son la coherencia de la organización de las diferentes etapas, la presencia de un gran número de Hermanos formados para las etapas de postulantado, noviciado y escolasticado, la afluencia de muchos jóvenes para el juniorado, etc. Los puntos débiles radican en la escasa perseverancia, el importe de los gastos de escolaridad, que es prohibitivo para muchas familias, algunos candidatos buscan un buen marco para sus estudios, la creciente descristianización de la sociedad …

Centros de enseñanza general

Patio interior. Colegio De Piisy

Esta actividad es, con mucho, la que ocupa el mayor número de Hermanos. La misión es proclamar a Jesucristo a través de la educación, mediante el Proyecto Educativo de la Congregación. La educación ofrecida responde al espíritu de familia que nos caracteriza. En algunos centros son muchos los alumnos musulmanes. La Provincia es propietaria de tres escuelas primarias. La fuerte demanda de escolarización, las becas del Estado a algunos alumnos y el número de Hermanos formados como profesores son bazas para un buen desarrollo. Los centros de secundaria son nueve, incluyendo uno en Benín. Esta etapa es hoy día la acción fundamental. El ser una importante red de centros con excelentes resultados académicos, la adecuada formación universitaria de los Hermanos y la presencia de dinámicas asociaciones de padres de familia constituyen los puntos fuertes. Sin embargo, tienen una situación económica precaria: porque los ingresos están basados solo en los gastos pagados por las familias en las que está aumentando la pobreza y por el retraso de las becas del Estado destinadas a algunos alumnos. Con esto apenas se cubren los gastos de funcionamiento y pequeñas cantidades para inversión. El reducido número de Hermanos que participan en actividades pastorales, especialmente en la catequesis, y la aún escasa implicación de algunos seglares ante el proyecto educativo son los puntos débiles que amenazan el excelente desarrollo de la misión educativa de los Hermanos.

Educación Técnico-profesional

Centro de Fada

En Fada y Nanoro hay dos escuelas técnicas. Una es diocesana. Durante mucho tiempo, el Estado no mostró ningún interés particular por este tipo de enseñanza. Tanto es así que los establecimientos técnicos dirigidos por los Hermanos eran, a menudo, los únicos de este tipo. Así pues, la Provincia ha aprovechado su experiencia en este campo. Ahora hay cada vez más aprecio de la educación técnica, educación muy valorada para satisfacer las necesidades del mercado laboral. Pero aún el número de instituciones técnicas industriales o agrícolas privadas es muy limitado, debido a los costos de inversión.

 

Formación de catequistas y agentes de pastoral

Los catequistas son enviados a las comunidades

En Imasgo, Gyalghin y Namoungou los Hermanos dirigimos 3 Escuelas diocesanas de catequistas. La mayor parte de los alumnos son matrimonios, con sus hijos si los tiene, para formarse como catequistas, durante 4 años. Hoy también se admite a algunos laicos solteros. El aspirante a catequista debe haber hecho al menos un año de trabajo voluntario en su parroquia. Los niños reciben clases. Los padres, durante 4 años, reciben formación catequética. Este año último han completado su formación 52 matrimonios. Al acabar son enviados a vivir entre la gente como responsables y animadores de la comunidad cristiana local. Para que puedan ganarse la vida en la ceremonia de envío se les entrega habitualmente: 1 burro, 1 carro, 1 arado, 1 bicicleta y la suma de 100 mil F.cfa equivalente a 152,45 euros para las primeras necesidades de la familia. En Sâaba los Hermanos trabajan también en la Escuela Normal, destinada a la formación de maestros. Las dos actividades están muy en relación con nuestro carisma.

Centros sociales con los menos favorecidos

Tenemos tres centros cuya finalidad es acoger a niños/jóvenes no escolarizados o que han abandonado la escuela. A veces son niños de la calle. El objetivo es darles una educación, formarlos para una mejor integración social. Ofrecen una segunda oportunidad para su vida. Están muy solicitados por muchas familias por la educación y la formación profesional que ofrecen. A través de estos centros, la Provincia de Santa Ana está sacando a muchos jóvenes de la delincuencia y la pobreza. Están situados en Laafi Zîiga, Goundi y Roulu. Atienden a 123 niños y jóvenes.  Las dificultades económicas son fuertes, porque los padres no pueden contribuir. Si falta la aportación del Estado y la ayuda del CAM será difícil atenderlas. Además, en Nanoro tenemos un “Centro de la mujer”. Se las ofrece formación: alfabetización, destrezas para el bienestar de la familia, etc. Su nombre se debe a la ayuda de María y Valeria Pedersoli, hermanas del H. Óscar Pedersoli.

Centros de acogida

Centro de acogida

Es notoria la insuficiencia de instalaciones públicas para acoger a las personas que se desplazan por razones de trabajo, estudio u otras. Por esta razón la Provincia tiene varias obras destinadas a esta misión de facilitar su alojamiento. “Falongar” está dedicado a encuentros de grupos. El Hogar Silvestre Pia en Laafi Ziiga tiene como misión posibilitar los estudios a jóvenes universitarias. En Nanoro hay un internado para chicos y una casa de acogida para personas y grupos. El Centro de Acogida Misionero “Madonna di Loreto” en Ouagadougou, además de acoger a los grupos misioneros, está destinado a visitantes que llegan al país o reuniones de Asociaciones de Burkina. De alguno de ellos, en tiempos normales, la Provincia recibe una ayuda económica que permite atender las numerosas obras sociales. Varios de estos centros han sido construidos con la inestimable ayuda del Centro Misionero de Villa Brea (CAM).

Centro médico

Se trata de una estructura sanitaria confesional creada para aliviar el sufrimiento de la población desfavorecida del municipio de Sâaba, que tiene mucha población itinerante. Su fuerza se debe al apoyo sostenido del Grupo Misionero de la Provincia de Nuestra Señora de Loreto y a su ubicación en una zona rural con una alta concentración de población. El centro, de reciente creación, se enfrenta a muchos desafíos, principalmente la falta de infraestructura que limita la oferta de servicios a pesar de la gran demanda de atención. Lleva el nombre de Agnese Bonardi, hermana del H. Giacomo, por haberlo sufragado.

Taller Sagrada Familia

El taller tiene una orientación comercial pero destinado a producir elementos necesarios en la sociedad: taller de soldadura de metales para la producción de bombas Volanta (para sacar agua), pupitres y depósitos elevados de agua; la imprenta y la unidad “Robusta” para la perforación de pozos. Al tiempo pretende ser un lugar de aprendizaje de diversos oficios de carpintería de metal y madera para jóvenes que han abandonado la escuela. Hasta la fecha, es el pulmón financiero de la Provincia. Pone varios productos en el mercado y proporciona varios servicios. Sus productos gozan de una buena reputación.

Pastoral parroquial y al servicio de la Iglesia

En la catedral de Ouahigouya y en Ars los Hermanos ejercen su apostolado en la ayuda parroquial. Realizan actividades como el cuidado de la sacristía, la pastoral parroquial o el acompañamiento de las familias. En el Santuario de Ars 3 Hermanos de la Provincia de Santa Ana continúan la labor que el Santo Cura confió a los Hermanos en vida del Fundador.

La Conferencia Episcopal y la Unión de Superiores Mayores nos han confiado varias misiones:

  • Director de la Escuela Normal para la formación de profesores católicos.
  • Secretario adjunto de la Secretaría Nacional de Educación Católica.
  • Un Hermano lleva la dirección y otro la contabilidad de la Universidad de la Conferencia Episcopal.
  • Encargado del centro “Mater Christi” para la formación de religiosos en África Occidental.

Atención a peregrinos en Aras, desde 1849

Entrada a salas parroquiales en Ouahigouya