El martes, día 4 de agosto, tuvo lugar en Bucaramanga la profesión perpetua del H. Álvaro Contreras. Coincidía con la fiesta del Santo Cura de Ars, como en la primera profesión seis años antes.

La ceremonia fue presidida por el P. Carlos Julio, párroco de la parroquia San Vicente de Paúl, donde el Hermano prestaba sus servicios catequéticos. La homilía corrió a cargo del P. Manolo Jiménez, persona muy cercana a los Hermanos desde el momento que llegaron a Colombia.

Las circunstancias impidieron la presencia de invitados que se vieron reducidos a los familiares más directos y a los amigos más estrictos.

En la preparación se habían implicado todos los miembros de la casa. La ceremonia, aunque larga, resultó muy emotiva y pudo ser seguida por FaceBook. También la comida que vino a continuación resultó del agrado de la veintena escasa de comensales.