El día 1 de agosto de 2020 hizo su profesión religiosa el Hno. Cristian Fabián Ramón en la comunidad de Quito (Ecuador). Las circunstancias, de todos conocidas, y la normativa nacional de reuniones por la pandemia no hicieron posible que nos juntáramos todos los Hermanos de Ecuador. Sólo algunos Hermanos, sus padres y un hermano estuvieron presentes. Esta escasez de presencia física se vio compensada por la nutrida participación en la distancia, vía telemática. Hermanos, amigos, familiares y miembros de Fraternidades de todo el mundo se unieron a la celebración. En la pantalla vimos hermanos y amigos de la India, Argentina, Uruguay, Colombia, Ecuador, Brasil, España…  Gracias a todos.

El Hno Fabián, con ilusión, tras un año de noviciado dio su sí generoso a Dios a ejemplo del Hno. Gabriel. La celebración estuvo presidida por el P. Fernando Perera y recibió los votos el Hno. Fernando Cob, Maestro de novicios que le ha acompañado durante todo el año, y Delegado del Provincial en Ecuador-Colombia. Las tres lecturas de la celebración nos invitaban a contemplar la misión que Dios otorga a cada uno, especialmente a Fabián en esta ocasión, y la generosidad con que Dios pide que le respondamos. Las palabras comprometedoras de Jesús a Pedro ¿Pedro me amas?, que se proclamaron en el Evangelio y la respuesta de Pedro: “Tú sabes que te quiero” eran la expresión de este compromiso evangélico y comunitario como Hermano de la Sagrada Familia, de Fabián. Todos, desde la distancia agradecimos a Dios que la familia Sa-Fa se hiciera ese día un poco más grande, más universal y más nazarena.

Tras la celebración el nuevo Hermano agradeció a todos su compañía haciendo una semblanza de sus últimos años recorridos. También enviaron sus felicitaciones, que pudimos leer, la Administración General y el Hno. Provincial. La técnica permitió que algunos participantes en la distancia pudieran felicitar personalmente, de viva voz, al Hno. Fabián al final del encuentro.

Las 11 personas que estábamos presentes compartimos un rico almuerzo ecuatoriano en el comedor de la comunidad después de la celebración. Gracias a todos los que se unieron y oraron por Fabián y la Congregación en este día.