Con el deseo de ofrecer un buen servicio a la infancia y a la juventud a través de la educación, nuestro Fundador intuyó la importancia de armonizar los valores humanos y cristianos conforme a la visión religiosa de la vida donde la cultura no puede prescindir del Evangelio.

La débil situación de la sociedad francesa en los aspectos educativos y evangelizadores llevó al Venerable Hermano Gabriel a mirar las necesidades de la juventud de su época de un modo compasivo y comprometido. Prolongar esa mirada y contribuir a la noble misión de “formar buenos ciudadanos para la sociedad y santos para el cielo” es la tarea que nos corresponde en el contexto cultural de nuestro mundo. Hoy como ayer la expresión del Hermano Gabriel viene a ser el enunciado conciso de un planteamiento educativo que, sin perder nada de la tradición, debe tener su puesto creativo en la época actual. El contenido de este principio pedagógico nos invita a atender educativamente todas las dimensiones de la personalidad de nuestros educandos y a comprometernos con la mejora asidua de la sociedad.

ORACIÓN PARA PEDIR UNA GRACIA POR INTERCESIÓN DEL VENERABLE HERMANO GABRIEL TABORIN

Señor,

Tú que llenaste el corazón

del Venerable Hermano Gabriel Taborin

de fe viva y de celo ardoroso

para educar cristianamente a la juventud

y ayudar a los Sacerdotes,

haz que, siguiendo su ejemplo,

procuremos siempre tu gloria.

Y, si es tu voluntad, glorifica a tu Siervo,

concediéndonos por su intercesión,

la gracia que solicitamos: (…..).

Te lo pedimos por los méritos de Nuestro Señor Jesucristo. Amén.