“Custodiar la vida es una vocación que nace de la Pascua”

El Hno. Gabriel responde con creatividad y generosidad a las necesidades humanas que descubrió  en su entorno. Podríamos decir que  fue un custodio de la vida… El Papa Francisco nos ayuda a reconocer esta misión:

“Pero la vocación de custodiar no sólo nos atañe a nosotros, los cristianos, sino que tiene una dimensión que antecede y que es simplemente humana, corresponde a todos. Es custodiar toda la creación, la belleza de la creación, como se nos dice en el libro del Génesis y como nos muestra san Francisco de Asís: es tener respeto por todas las criaturas de Dios y por el entorno en el que vivimos. Es custodiar a la gente, el preocuparse por todos, por cada uno, con amor, especialmente por los niños, los ancianos, quienes son más frágiles y que a menudo se quedan en la periferia de nuestro corazón. Es preocuparse uno del otro en la familia: los cónyuges se guardan recíprocamente y luego, como padres, cuidan de los hijos, y con el tiempo, también los hijos se convertirán en cuidadores de sus padres. Es vivir con sinceridad las amistades, que son un recíproco protegerse en la confianza, en el respeto y en el bien. En el fondo, todo está confiado a la custodia del hombre, y es una responsabilidad que nos afecta a todos. Sed custodios de los dones de Dios.” (Homilía del Papa Francisco el 19 de marzo de 2013)

ORACIÓN PARA PEDIR UNA GRACIA POR INTERCESIÓN DEL VENERABLE HERMANO GABRIEL TABORIN

Señor, Tú que llenaste el corazón del Venerable Hermano Gabriel Taborin de fe viva y de celo ardoroso para educar cristianamente a la juventud y ayudar a los Sacerdotes, haz que, siguiendo su ejemplo, procuremos siempre tu gloria. Y, si es tu voluntad, glorifica a tu Siervo, concediéndonos por su intercesión, la gracia que solicitamos: (…..). Te lo pedimos por los méritos de Nuestro Señor Jesucristo. Amén.