Estos aspectos de la vida de Jesús pueden resultar inspiradores para todo joven que crece y se prepara para realizar su misión: Esto implica madurar en la relación con el Padre, en la conciencia de ser uno más de la familia y del pueblo, y en la apertura a ser colmado por el Espíritu y conducido a realizar la misión que Dios encomienda, la propia vocación. Nada de esto debería ser ignorado en la pastoral juvenil, para no crear proyectos que aíslen a los jóvenes de la familia y del mundo, o que los conviertan en una minoría selecta y preservada de todo contagio. Necesitamos más bien proyectos que los fortalezcan, los acompañen y los lancen al encuentro con los demás, al servicio generoso, a la misión. (Christus vivit, n 30)

Oramos con el Hno.  Gabriel

Dios Padre nuestro, tú hiciste sentir al Hno.Gabriel Taborin,

una intensa compasión ante las carencias de la humanidad y

de la cultura de su época, sobre todo en los niños y en los jóvenes, y

por medio de tu Espíritu, le diste un carisma educativo para construir al hombre, en su dimensión social, religiosa y social, según el Evangelio;

danos la fuerza de continuar hoy su acción, con la ayuda de María y de José, educadores de Jesús, tu Hijo , que en Nazaret crecía en edad, en sabiduría y en gracia.

Te pedimos, Padre la Beatificación del Venerable Hno.Gabriel Taborin, y

por su intercesión, las gracias que solicitamos.(……)

Por Jesucristo, nuestro Señor. Amén.