Novena para pedir la Beatificación del Fundador: diciembre de 2020.

La Navidad es la fiesta que celebra la venida de Jesús. En nuestra novena para pedir la beatificación del Fundador, para no distraer la atención del momento litúrgico que vive la Iglesia, utilizaremos las grandes antífonas que ponen a Jesús en el centro de la preparación de la Navidad, precedidas por algunas expresiones del Hermano Gabriel. Es una novena con un profundo espíritu misionero: Jesús viene a este mundo en el que hay alegría, pero aún queda el sufrimiento, la falta de fe e incluso el rechazo a Él. ¡Ven Señor Jesús!

 16 de diciembre. (Oración extraída de “Recueil”, página 393)

Palabra hecha carne, verdadero hijo de Dios desde toda la eternidad, y verdadero hijo de María nacido en la plenitud del tiempo, te adoro en el pobre pesebre que te acogió y fue tu primer trono. Postrado a tus pies como los pastores, con la fe de José y la amorosa caridad de María, te ruego que me dejes gustar el espíritu de mortificación, pobreza y humildad que te llevó a elegir un pobre pesebre, tú que eres que eres el Señor del cielo y de la tierra. Dame también la paz que los ángeles anunciaron a los hombres que Dios ama. Amén.

Palabras del Hno. Gabriel: “Las fiestas en las que honramos los misterios se refieren en su mayoría a la Encarnación del Hijo de Dios y las maravillas que obró sobre la tierra. Navidad es el día de su nacimiento temporal.”

Oración para todos los días: Dios Padre nuestro, que has suscitado en la Iglesia al Venerable Hermano Gabriel Taborin para promover la educación cristiana, la catequesis y la animación litúrgica, concédenos que, compartiendo su carisma, sepamos cumplir hoy nuestra misión con la fuerza de tu Espíritu. Y, si es tu voluntad, haz que sea inscrito en el número de los santos, concediéndonos por su intercesión la gracia que necesitamos… (mencionar los nombres de las personas por las que se desea rezar) Te lo pedimos insistentemente por nuestro Señor Jesucristo. Amén

17 de diciembre: Oh Sabiduría, que brotaste de los labios del Altísimo, abarcando del uno al otro confín y ordenándolo todo con firmeza y suavidad, ¡ven y muéstranos el camino de la salvación!

Palabras del Hno. Gabriel: “Consideremos cuán grande es la bondad de Jesucristo hacia nosotros; nos ha amado tanto, que nos ha colmado con toda clase de bienes; ha empleado todos los medios que su infinita sabiduría le ha inspirado: vino a la tierra por nuestro amor y murió para rescatarnos” (El Ángel conductor de los peregrinos de Ars). Oración para todos los días.

18 de diciembre: Oh Adonai, Pastor de la casa de Israel, que te apareciste a Moisés en la zarza ardiente y en el Sinaí le diste tu ley, ¡ven a librarnos con el poder de tu brazo!

Palabras del Hno. Gabriel: Padre eterno, que eres el supremo Pastor de los pastores, conserva y gobierna a tu Iglesia, santifícala y extiéndela por toda la tierra. Une a todos los que la componen en un mismo espíritu y en un mismo corazón.” (El Ángel conductor de los peregrinos de Ars). Oración para todos los días.

19 de diciembre: Oh Renuevo del tronco de Jesé, que te alzas como un signo para los pueblos, ante quien los reyes enmudecen y cuyo auxilio imploran las naciones, ¡ven a librarnos, no tardes más!

Palabras del Hno. Gabriel: “Señor y Dios mío, vengo a postrarme humildemente a los pies de tu soberana Majestad, para adorarte con todas las criaturas del Cielo y de la tierra; te reconozco como soberano Señor del universo” (Camino de la santificación). Oración para todos los días.

20 de  diciembre: Oh Llave de David y Cetro de la casa de Israel, que abres y nadie puede cerrar, cierras y nadie puede abrir, ¡ven y libra los cautivos que viven en tinieblas y en sombra de muerte!

Palabras del Hno. Gabriel: “Después de este tiempo, los israelitas nombraron al Salvador que esperaban Mesías o Cristo, es decir, ungido o consagrado con el óleo santo, con el cual también acostumbran a consagrar a los reyes y a los sacerdotes. Lo llamaron también Hijo de David.” (Tesoro de las escuelas cristianas). Oración para todos los días.

21 de diciembre: Oh Sol que naces de lo alto, Resplandor de la Luz Eterna, Sol de justicia, ¡ven ahora a iluminar a los que viven en tinieblas y en sombra de muerte!

Palabras del Hno. Gabriel: “Señor Jesucristo, luz del mundo y esplendor de la gloria del Padre todopoderoso, haz brillar tu hermosísima faz a estos siervos tuyos, para que iluminados con la luz de tu rostro y encendidos con el fuego de tu amor, conozcan lo que te agrada y lo realicen siempre” (Constituciones de 1836). Oración para todos los días.

22 de diciembre: Oh Rey de las naciones y Deseado de los pueblos, Piedra angular de la Iglesia, que haces de dos pueblos uno solo, ¡ven y salva al hombre que formaste del barro de la tierra!

Palabras del Hno. Gabriel: El Rey de los Ángeles y de los hombres va a manifestarse. Señor, lléname de tu espíritu, y que mi corazón desprendido de las cosas de la tierra no piense sino solo en ti. (Camino de santificación). Oración para todos los días.

23 de diciembre: Oh Emmanuel, Rey y Legislador nuestro, esperanza de las naciones y salvador de los pueblos, ¡ven a salvarnos, Señor Dios nuestro!

Palabras del Hno. Gabriel: “Moisés hizo aún una promesa mucho más sublime al pueblo: predijo que Dios daría a Israel un profeta entre sus hermanos, semejante a él, es decir, el Salvador del mundo, que sería legislador como Moisés, y que realizaría grandes milagros, aportando a los hombres una nueva alianza y un nuevo testamento, más perfecto que el antiguo” (Tesoro de las escuelas cristianas). Oración para todos los días.

24 de diciembre. Vigilia de Navidad

Palabras del Hno. Gabriel: “Entremos en el establo de Belén para ver un Dios en su cuna. Su cuerpo siente frío pero su corazón arde de amor por nuestra salvación.” (Tesoro de las escuelas cristianas). Oración para todos los días.