Cuando los Hermanos llegamos a la escuela St. Xavier HS de Savariyar (India) una de las cosas que primero nos pidieron solucionar fue la de la falta de agua. La zona donde se asienta el colegio es árida, con pocas precipitaciones y con agua subterránea salada.

Con el tiempo hemos podido mejorar otras cosas en el colegio, pero el agua se nos resistía. Después de mucho trabajo de recogida de fondos, de afrontar las dificultades de la pandemia y otros problemas técnicos, por fin hemos podido instalar un pozo de 300 metros de profundidad. El agua encontrada es un poco salada pero gracias a la máquina purificadora se obtiene agua potable. El caudal de agua es abundante y el agua potable obtenida suficiente para abastecer las necesidades del colegio.

El 24 de Septiembre se inauguró y comenzó a funcionar. Agradecemos a Dios este regalo y a todos los que han ayudado a que este proyecto se haya hecho realidad, especialmente a Manos Unidas, Carumanda, parroquias y colegios de Jadraque, Bujalaro, Atienza, Sigüenza, Burgos y Pradoluengo.