Como de costumbre, el mes de noviembre, conocido como el mes del Fundador, se celebró de nuevo en la Provincia Santa Ana con solemnidad como en otros lugares donde la obra del V. H. Gabriel TABORIN sigue resonando.

En efecto, de todas las comunidades y obras de la provincia, de acuerdo con las recomendaciones provinciales emitidas por el encargado de la causa del Fundador, el mes de noviembre ha sido vivido por todos los Hermanos y miembros de la Familia Sa-Fa como un gran momento de redescubrimiento del Fundador, de intercesión con él por los pequeños y los enfermos y también, y sobre todo, de intensa oración por su beatificación.

Ha sido un tiempo en la que las Escuelas de catequistas, los Centros sociales, los Liceos y Colegios y otras estructuras de formación y educación, a través de novenas de oración y/o triduos, han revivido nuestra cercanía filial al Fundador, y han puesto ante su santa y piadosa intercesión nuestras preocupaciones y peticiones para seguir siendo hijos e hijas a la manera de su corazón.  Las actividades en honor del Fundador llenaron de vida los espacios de educación que constituyen la expresión esencial del carisma en nuestra Provincia.

Celebraciones eucarísticas, conferencias para conocer mejor al Fundador, juegos y concursos (de dibujo o poesía), veladas culturales, partidos de fútbol… marcaron la clausura del mes del Fundador una vez más este año.

También cabe destacar la presencia en nuestras escuelas de grupos de animación catequística que preparan a los alumnos y a ciertas familias cercanas a nuestras escuelas para los sacramentos al final del año pastoral según los programas de cada parroquia.

Con un balance satisfactorio, y en preparación para la próxima celebración, la Navidad, hicimos una cita para reunirnos en noviembre de 2021 mientras difundimos el buen olor del Fundador a nuestro alrededor para celebrar y siempre magnificar su memoria con la esperanza de que desde el cielo vele e interceda en favor de la inmensa obra que dejó a la Iglesia a través de sus hijos e hijas que somos.  Fr.  Georges R. SYAN