El año pasado, debido a la emergencia sanitaria del Cvid-19 y a la inseguridad, la ceremonia de envío de los catequistas a la misión se pospuso hasta noviembre. Este año, gracias a Dios, las ceremonias de envío de las 55 parejas de catequistas de las tres escuelas de Gelge (15), Imasgo (18) y Namoungou (22) donde los Hermanos de la Sagrada Familia trabajan como formadores y animadores se celebraron los días 8, 12 y 18 de mayo.
Los obispos y numerosos sacerdotes de las respectivas diócesis de Koupela, Koudougou y Fada concelebraron la Santa Misa que culminó en la ceremonia de envío con la entrega del Crucifijo y el Evangelio.
Los catequistas fueron enviados por el obispo a los pueblos de la sabana donde no hay sacerdotes. Allí darán testimonio de la fe con su vida a través del trabajo (agricultura y artesanía) y la proclamación.
También este año, gracias a la colaboración de CamSafa con la Cuaresma de la Fraternidad de la Diócesis de Turín, fue posible asegurar para cada pareja un carro (producido en los talleres de los Hermanos), indispensable para la actividad agrícola, una bicicleta y, para las mujeres de Namoungou, el telar para la actividad textil. El trabajo es indispensable para que los catequistas lleven a cabo su misión, ya que cada pareja debe mantenerse con su trabajo.
¡Que el Señor acompañe a los catequistas en su camino de evangelización al servicio de la Iglesia y de sus hermanos!