El domingo 2 de Julio comenzó por tercer año consecutivo el internado de verano Sa-Fa en Valladolid. Aunque la labor es especialmente de tipo académica; detrás de ese importante número de suspensos de cada alumno se esconden problemas, en cada uno hay muchas semillas de humanidad con posibilidades de crecer si se cuidan.

Aunque este año se ha aumentado las plazas a 120 alumnos, una vez más, no hemos podido satisfacer la demanda de todas las familias que deseaban venir a nuestro centro Sa-Fa.

Se intenta que los alumnos, además de estudiar para recuperar sus asignaturas, generar hábitos y actitudes positivas, se sientan en familia y acogidos.