Después de mucho tiempo esperando las resoluciones burocráticas, durante el Campo de trabajo y amistad de invierno, los voluntarios han podido compartir la alegría de ver el “CREN Inés Bonardi” en pleno funcionamiento.

Cada día las mujeres y los niños asisten al centro para hacer las consultas y seguir el tratamiento específicamente relacionados con la desnutrición infantil. Profesionales de la salud, competentes, están  dirigidos por el Hermano Frederic Kabore a quien le deseamos un buen trabajo junto con todos sus compañeros. Esta obra está dirigida a cubrir las necesidades básicas de los seres humanos como es el derecho a la salud.