ALGUNOS DATOS DE HISTORIA

A petición expresa del Obispo de la diócesis de Ventimiglia-San Remo, Monseñor Alberto Maria Careggio desde enero de 2012 los Hermanos de la Sagrada Familia han abierto la Comunidad de Taggia en el antiguo convento de los Padres Dominicos, dejado definitivamente por los hijos de Santo Domingo a finales del año 2007. Desde 2002 los Hermanos trabajamos en la diócesis, sobretodo en el campo de la escuela y de la catequesis a nivel parroquial y diocesano, cerca del Santuario Nuestra Señora de la Guardia, en la parroquia de Santa Margarita en la localidad de Poggio di Sanremo.

charset="Ascii" User comments

El convento de San Domenico está situado en la periferia sur de la pequeña ciudad de Taggia, un pueblo entre el mar y la montaña en el extremo occidental de Liguria, a unos treinta kilómetros de la frontera francesa. Taggia, antigua “Tabia” de origen romano, es rica en tradiciones históricas y monumentos importantes del periodo medieval y renacentista  italiano. El centro antiguo, uno de los más característicos de Liguria, es destino turístico y está situado a tres kilómetros del mar.

En 1459 llegó a Taggia desde Milán al fraile dominico Cristoforo, conocido predicador, que fue acogido con mucha amabilidad por los habitantes y le pidieron construir un convento,  ofreciéndole una buena parcela de tierra entre la ciudad y el mar.

Diseñado por Fray Cristoforo, entre los años 1460 y 1490, el monasterio actual fue construido con la contribución de los lugareños, que ofrecieron materiales y mano de obra. Importantes fueron las aportaciones de la familia noble Tabiesi y también de los Sforza y los Visconti de Milán. La estructura mantiene sus características originales con un bello claustro y una gran iglesia, rica en obras de arte, especialmente en pinturas de los siglos XVI y XVII de autores italianos y franceses. Actualmente de la vasta propiedad originaria, además de la iglesia y el claustro, queda sólo una pequeña parcela de tierra cultivada en parte. La Curia Diocesana no es la propietaria del convento, tiene sólo la concesión de uso gratuito y los Hermanos viven en el convento y lo gestionan bajo la dirección del párroco de Taggia que tiene la función de Prior.

LA COMUNIDAD ACTUAL

2aEste año 2015-2016 la Comunidad está compuesta por tres Hermanos: H. Luigi Foscarin, Superior local y ecónomo, H. Enrico Luciani y H. Mariano Lovato actuando en buena armonía y viviendo la vida de comunidad serenamente adaptándose a las exigencias de los diversos grupos que con frecuencia visitan el convento para respirar el aire de espiritualidad mística. Son principalmente grupos de espiritualidad, grupos parroquiales, grupos de familias o grupos de jóvenes que se encuentran en el convento para retiros, tiempos de oración, cursos y programación de actividades.

Por lo general son grupos autónomos que realizan sus actividades sin interferir en la marcha de la vida de la comunidad, pero los Hermanos a menudo son reclamados para la animación o para compartir la oración. El convento se ha convertido en la sede ordinaria para algunos grupos como los “Cursillos de cristiandad” que se celebran varias veces al año y en los que también está incluido el H. Luigi como colaborador.

TRABAJO APOSTÓLICO Y CARACTERÍSTICAS DE LA INCULTURACIÓN

charset="Ascii" User comments

La actividad principal es la de la hospitalidad. El convento es un centro de espiritualidad y cultura que la diócesis pretende mantener vivo. Para las visitas culturales y turísticas se ofrece un horario que se respeta normalmente y los Hermanos están disponibles para visitas guiadas.

Los Hermanos estamos relacionados con la vida parroquial. Asistimos diariamente a la Misa en la parroquia cercana de “Nuestra Señora Milagrosa” de Taggia de la que el convento es parte. Participamos en las actividades de la parroquia estando en el Consejo pastoral. El Hermano Mariano coordina un grupo de monaguillos que se reúne semanalmente y guía las celebraciones litúrgicas. El Hermano Luis guía un grupo de lectura bíblica con reuniones mensuales. Con frecuencia el actual obispo, Monseñor Antonio Suetta, que aprecia mucho la obra del convento, está presente entre nosotros tanto para encontrarse con la Comunidad, como para guiar grupos, para saludar a los grupos de “Cursillos” o espiritualidad o para encontrarse con los grupos de jóvenes.

4aLos Hermanos estamos insertos en la vida diocesana y participamos regularmente en los encuentros diocesanos y de la vicaría y somos conocidos por todos los sacerdotes, también porque somos el único Instituto de Hermanos presentes en la diócesis.

Se busca mantener vivo el espíritu dominicano que animó el convento y la gente de la zona durante siglos. Cada día un pequeño grupo de ‘laicos dominicos’ se encuentran en la capilla, ex sala capitular, para orar con los Hermanos y cada semana para la celebración de la Santa Misa con los fieles en la gran iglesia dedicada a Nuestra Señora de la Misericordia. Mensualmente un padre dominico viene de Varazze para encontrarse con los ‘rosariantes’ y celebrar Misa para ellos y para la Comunidad.

Entre los amigos, los que frecuentan el convento normalmente y los turistas ocasionales, frecuentemente tenemos la ocasión de hablar de los Hermanos y de dar a conocer la figura del Hermano Gabriel que comienza a ser conocido incluso entre el clero diocesano.

5aNuestro compromiso y nuestro apostolado de Hermanos laicos es percibido como una forma muy actual de apostolado y es acogido y apreciado por los sacerdotes y las familias que sienten a los Hermanos más cercanos que a sus sacerdotes muchas veces demasiado atareados y poco disponibles para la escucha y el diálogo personal con los fieles. Nosotros nos sentimos miembros del pueblo de Dios, nos sentimos Iglesia que vive el carisma del Hermano Gabriel en Taggia y esto nos hace sentir hermanos de todos e hijos del mismo Padre.