ALGUNOS DE RASGOS DE HISTORIA

La Comunidad de Hermanos de la Sagrada Familia se establece en Sigüenza en septiembre de 1960.

La Comunidad se fundó como casa de Formación de Postulantado y Noviciado. La finca está en los alrededores de Sigüenza. Se la conoce con el nombre de “El Bosque” en el valle inmediato al castillo y la catedral de Sigüenza.

F 1En el año 1977 se pensó en una nueva edificación para morada de los novicios y de sus formadores.

La construcción de la nueva casa comenzó con el segundo trimestre de 1977 y se concluyó en febrero de 1979. La nueva casa consta de 25 habitaciones, más dos hospederías. Tiene una bonita capilla. Dispone de sala de comunidad, clases, biblioteca, salón de conferencias y un amplio comedor con bellas vistas. Este nuevo edificio se adapta al paisaje con sus dos aparentes pisos en verdadero armonización con el terreno montañoso y los jardines que le circundan.

Los Hermanos se dedicaban a la formación de los propios formandos pero también colaboraban como profesores con algunos de los centros educativos de Sigüenza.

A partir de 1980 se nota la crisis de vocaciones, con una disminución un tanto alarmante de nuevos aspirantes. Como los Novicios no llenaban la casa, la Provincia dispone de esta casa además para los Capítulos Provinciales, para los cursillos de reciclaje de Hermanos principalmente y para lugar de convivencias vocacionales.

La casa antigua fue restaurada como albergue “Nazaret” para la acogida de grupos de convivencias y campamentos juveniles. Su no lejana distancia de Madrid es aprovechada por nuestro Colegio para realizar en el nuevo alberge algunas actividades pastorales.

Actualmente la Casa de Sigüenza se aprovecha para llevar a cabo la Formación Permanente del Profesorado de nuestros Colegios en España y encuentros de Hermanos, catequistas, comunidades cristianas…

 

LA COMUNIDAD ACTUAL Y SU OBRA APOSTOLICA

F 2Este año la Comunidad está formada por los Hermanos: H. José Luis Izquierdo, H. Camilo Tamayo y H. José Luis Parra.

Vivimos y desarrollamos como Comunidad los valores de nuestro carisma: una presencia apostólica, laical, en la Iglesia local y el dinamismo familiar del misterio de Nazaret.

En la Parroquia participamos en la animación litúrgica y en la catequesis de niños de 1ª Comunión.

Ejercemos alguna misión de voluntariado en Cáritas.

Participamos de la Vida Religiosa de la Diócesis: Retiros, momentos de oración.

Principalmente nuestra misión es la de acoger a los grupos que vienen a la Casa y al Albergue Nazaret, a los Hermanos de Retiro y a otros Hermanos.

F 3Cito los diversos tipos de Encuentros que se suelen realizar en la Casa de Sigüenza. Son muy variados y de muy diversa índole: encuentros para preparar los campamentos cristianos de verano, encuentros de Carumanda relacionados con el Proyecto Ecuador; encuentros de comunidades cristianas; encuentros de profesores, de directivos, de catequistas, de Fraternidades, de personal auxiliar, Pascuas juveniles, campamentos, encuentros de Hermanos encaminados a la formación permanente y los Ejercicios Espirituales.

Reuniones que han servido a la Provincia para ir formando una mentalidad de misión compartida, servicio, compromiso y solidaridad especialmente con los más necesitados y una puesta al día de nuestras Comunidades Educativas, en todo lo que está relacionado con el carisma de nuestro Fundador. Podemos decir que la casa de Sigüenza está contribuyendo a crear la nueva conciencia de Familia Sa-Fa.

En el Albergue Nazaret, acogemos también a grupos de parroquias de las diócesis de Guadalajara, Alcalá y Madrid que vienen para unos días.

F 5Otra actividad importante de los tres Hermanos es mantener los exteriores de la casa. La finca es muy grande y necesita cuidados cada día. Actividades como regar y plantar, desbrozar la hierba, podar ramas, recoger hojas, etc… intentar mantener la finca y las casas como lugares acogedores.

 

INSERCIÓN EN LA IGLESIA LOCAL

F 4Nos conocen en el pueblo como los Hermanos del Bosque. Algunos de nuestros objetivos en este sentido son:

Dar testimonio comunitario de fraternidad en medio del pueblo.

Sentirnos miembros de la Comunidad Parroquial. Tal como quería nuestro Venerable Fundador, nuestra comunidad se esfuerza en estar abierta a la realidad eclesial, tanto a nivel parroquial, como diocesano. En este sentido, los miembros de la Comunidad participamos en las actividades litúrgicas y catequéticas parroquiales. Todos los días vamos a la Eucaristía a la Parroquia de Santa María.

Tenemos buena relación con los sacerdotes de la ciudad y con las personas consagradas de Sigüenza.

A nivel diocesano nos hacemos presentes como Comunidad en las distintas reuniones o encuentros, programados por el arciprestazgo, por la diócesis o por los religiosos. También nos hacemos presentes, en los encuentros eclesiales de oración por las vocaciones, las misiones, la unidad de los cristianos y en actividades de este Año de la Misericordia que se organizan para todos.

Nuestra casa está a disposición de grupos y parroquias para encuentros y convivencias.