Queridos hermanos, desde el domingo 1 de agosto de 2021 han comenzado los trabajos del 17º Capítulo Provincial, de acuerdo con el calendario establecido.

El Capítulo se abrió con una oración delante de la Gruta, a la entrada de la casa de Saaba, y continuó en la capilla bajo la mirada de San José. Una vez terminada la oración, los capitulares se reunieron en la sala capitular para la ceremonia de apertura. Esta ceremonia tuvo varias secuencias. Tras la verificación de los mandatos por parte del Superior Provincial, los capitulares escucharon el mensaje del Hermano Superior General, que está en comunión con toda la Provincia y que está presente a través de sus delegados, los Hermanos Enzo BIEMMI y Pierre KAFANDO, luego el Hermano Superior Provincial, Hermano Julien ZOUNGRAN, abrió los trabajos del Capítulo.

La comunidad capitular, para constituirse, se dotó de una organización mediante la puesta en marcha del comité de coordinación y la adopción de los textos organizativos de la vida del Capítulo. Los Hermanos elegidos para coordinar los trabajos del Capítulo son el Hermano Honoré OUEDRAOGO (Presidente), Emmanuel ZONGO, Bonaventure YOUGBARE y Louis KALMOGO. El Hermano Ghislain NABI fue elegido Secretario del Capítulo.

El segundo día, los laicos, compuestos por miembros de la Fraternidad Nazarena, miembros de JA.SAFA, antiguos residentes de nuestros establecimientos y colaboradores de nuestras obras, se unieron a nosotros para los trabajos del Capítulo. Los trabajos de esta segunda jornada fueron esencialmente comunicaciones que recibimos, para permanecer abiertos al Instituto y a la Iglesia local, a través de los temas desarrollados respectivamente por el Hermano Enzo BIEMMI y Monseñor Laurent DABIRE, Obispo de Dori y Presidente de la Conferencia Episcopal de Burkina-Níger (CEBN). El hermano Enzo desarrolló el siguiente tema: “La nueva evangelización y el carisma Sa-Fa”. En cuanto al Presidente de la CEBN, el tema de su comunicación fue “Las expectativas de la Iglesia familiar de Burkina frente a las congregaciones religiosas”.

Al día siguiente, los hermanos capitulares escucharon las presentaciones sobre la vida y la economía de la Provincia a través de los informes del Superior Provincial y del Ecónomo Provincial, mientras que los laicos se reunieron entre ellos para tratar algunas cuestiones que se les habían presentado.

Cabe destacar que, hasta ahora, la comunidad capitular vive en un visible espíritu de familia y trabaja en cohesión, y esto es ciertamente el fruto de las oraciones que todos hemos ofrecido al Señor durante meses.

Esperando que el Señor, por medio de las oraciones de San Juan María VIANNEY, protector de nuestro Instituto, de Santa Ana, protectora de nuestra Provincia y del Venerable Hermano Gabriel TABORIN, nuestro Padre Fundador, nos ofrezca su Espíritu para llevar a cabo los trabajos de este Capítulo, nos encomendamos a sus oraciones.

Que Jesús, María y José nos unan más en nuestros vínculos.

La Secretaría del Capítulo