2.-  “En la Fraternidad Nazarena me siento muy bien, agradezco a Dios la oportunidad que ha dado para formar parte de este grupo, intensificando mi fe, compartiendo momentos de mi vida y de oración en comunidad. Nuestro ejemplo y modelo es la Sagrada Familia de Nazaret y siguien