“El Señor ha sido bueno conmigo” Estas palabras del salmo 116 fueron evocadas por el Hno. Miguel Ángel en la celebración Eucarística que tuvo lugar en Ambato el día 27 de septiembre de 2020 para celebrar sus bodas de oro. La Eucaristía   realizada en la capilla del colegio  fue presidida por el Obispo de Ambato: Mons. Jorge Giovanny Pazmiño, quien agradeció al Hno Miguel Ángel su consagración religiosa  y el servicio de los Hermanos a la diócesis de Ambato. El Hermano, en sus palabras reconoció esta fidelidad  y prueba de amor con él  a lo largo de su vida, especialmente en estos 50 años, desde que profesó en Salamanca el 30 de septiembre de 1970.

Casi todos estos años les ha pasado como misionero en Ecuador; algunos años en circunstancias sociales  y de desarrollo difíciles como los pasados al comienzo de su llegada al Vicariato de San Miguel de Sucumbíos, (Lago Agrio)  y después  en el resto  de obras y comunidades que la Provincia Ntra. Sra. de la Asunción   tiene actualmente  en Ecuador: Puyo, Guaranda, Ambato y Quito) desarrollando diferentes actividades relacionadas con la educación.

En la celebración estuvieron presentes solo los Hermanos de la Delegación, debido a la situación de la pandemia. Al final de la Eucaristía, el Hno. Fernando Delegado  de la Provincia en Ecuador le entregó una placa  de agradecimiento  en nombre de todos los hermanos  de la Delegación Ecuador-Colombia, agradeciendo esta entrega misionera por tantos años en este país andino.  Llegó a Colombia  (Mocoa) el año 1975 y al año siguiente  pasó a Ecuador.

Después de la Eucaristía, se  realizó la comida fraterna  festiva en el comedor del Colegio en la que también nos acompañó el obispo. Fue un día celebrativo en el que se hizo “memoria y esperanza”,  como nos dice el Papa,  de la fidelidad de Dios y de la fidelidad de nuestro Hermano Miguel Ángel. Gracias “Michel” por tu vida de entrega y testimonio de fortaleza y que el Señor te conceda mucha más vida.