“Para adaptar la Casa Gabriel Taborin y la antigua Maîtrise a las actuales condiciones de uso público se aprueba la colaboración de todas las Provincias y la Administración General” (CG Decisión 14). Teniendo esto en cuenta el Consejo General ha realizado la adaptación de los espacios de las dos casas que pasan a ser una única Casa Gabriel Taborin.

Hoy día 23, como acto previo a la reunión del Consejo General y los Provinciales (simbolizando la participación de todo el Instituto), tuvo lugar la bendición de la casa. En sintonía con la Iglesia local, a la que siempre sirvió nuestro Fundador, Mons. Pascal Marie Roland, Obispo de Belley – Ars, presidió una Eucaristía en la catedral. A continuación, rezamos ante la tumba del V.H. Gabriel.

Desde allí hemos pasado a la capilla de la casa y se han bendecido las renovadas instalacio

nes. Asistieron el Consejo General y los Provinciales, algunas autoridades civiles, representantes de diversas asociaciones de Belley, representantes de los Colegios Charles de Foucauld de Lyon y Saint Louis de Dagneux, de las Fraternidades de la Provincia, de la AISF, así como los Hermanos de la Comunidad de Belley y otros Hermanos de la Provincia Nuestra Señora de Loreto.

Después de la bendición, los asistentes recorrieron las instalaciones y tuvo lugar un breve acto oficial. Han intervenido, en primer lugar, el Hno. Lino, como Director del Centro de Espiritualidad, destacando el significado histórico de la casa y el Hno. Michel Bois, Superior de la Comunidad. Cerró las intervenciones el Hno. Francisco Javier Hernando, Animador General. Además de sus palabras de agradecimiento a los presentes y a todos los Hermanos del Instituto, recordó la finalidad de la casa. Está destinada a ser sede del Centro de Espiritualidad; puede acoger a algunos Hermanos y otros miembros de la Familia Sa-Fa durante un periodo de formación; puede también ofrecer a personas concretas y grupos un espacio acogedor para una experiencia de oración y profundización espiritual en contacto directo con los lugares del Fundador; la casa podrá también recibir visitas que serán guiadas mediante un itinerario básico para ofrecer un mensaje a los diferentes grupos que vengan de visita o para una estancia de varios días. El alcalde de Belley agradeció la invitación y felicitó a los Hermanos por esta obra que supone la recuperación de un edificio histórico de la ciudad.

La celebración terminó con una comida de fraternidad, dentro de las mismas instalaciones de la casa. Concretamente en lo que será comedor para los grupos grandes en la zona nueva, adquirida por el Instituto últimamente.

Deseamos que, en este proceso de reorganización y revitalización que toda la Familia Sa-Fa estamos viviendo, estas nuevas instalaciones sirvan como un elemento de auténtica renovación de todos sus miembros en las distintas actividades que se realicen: un nuevo Nazaret al servicio de la profundización y extensión del Carisma nazareno y taboriniano.