La Familia Sa-Fa del Colegio Familia de Tijuana ha recordado esta tradicional costumbre: el Altar de los muertos. En MÉXICO es una fiesta muy especial que se festeja el 2 de noviembre. Para esto se montan altares con la foto del difunto y varios elementos, ya que la tradición dice que ese día los muertos regresan a disfrutar de todo lo que se les preparó en el altar. Este es el significado de los elementos: Las veladoras significan la flama que permite a las almas de los seres queridos guiarlos hasta su antiguo hogar; el agua, utilizada para que las almas sacien la sed después del largo recorrido hacia el mundo de los vivos; las calaveritas de azúcar representan la forma de los mexicanos de ver la muerte, es decir una celebración de la vida; el papel picado no sólo le da color a la ofrenda, sino que representa el aire, uno de los cuatro elementos que debe estar presente en cualquier ofrenda; la sal es el elemento principal de purificación para que el cuerpo del difunto no se corrompa; y la flor cempasúchil representa el sol y es utilizada para crear senderos, capaces de guiar a nuestros seres queridos a los altares, era considerada un símbolo de la vida y la muerte, se cree que su olor guía los muertos al banquete que los espera en la ofrenda del Día de Muertos. Uno de los altares fue dedicado al H. Gabriel al estar celebrando también el mes en que nació y murió.