Un año más, ha finalizado el Internado de verano del colegio Sa-Fa Valladolid. Gracias a la ayuda del Hermano Gabriel y al trabajo de todos; un año más se ha vuelto a completar el curso; siendo muy alta la satisfacción de familias y alumnos.

Se ha podido prestar ayuda a un número importante de familias (120 de toda España) con necesidades educativas.

Como todos los años, nos hemos dirigido a las “periferias existenciales” de nuestro entorno, formando, educando con firmeza, pero sobre todo con corazón; como así lo indica el carisma de la familia Sa-Fa.