Los días 28 y 29 de abril se reunieron en Buenos Aires 25 Hermanos de la Provincia Nuestra Señora de la Esperanza de Argentina, Uruguay y Brasil. Como los del evangelio, llegaron contentos con lo vivido y obrado; no por sus méritos, sino confiados en quien nos dijo que tuviéramos confianza en Él.

Fueron días de compartir en fraternidad, trabajo, oración, reflexión, distensión, paciencia, diversión, interés, discrepancias, bien común, comunidad…

Se trabajó sobre la preparación del próximo Capítulo Provincial y ello llevó a examinar, valorar, consensuar, soñar, sincerarnos, respetar. Con los aportes de algunas Comunidades, de los Hermanos, de los colegios, de Fraternidades y de los Equipos de Animación Provincial se elaboraron unas pautas para trabajar en el Capítulo.

La Animación vocacional tuvo su espacio con diferentes valoraciones, actividades, proyectos, compromisos e ilusión. Algo de cansancio se suele colar en esta toma de conciencia, pues el resultado no acompaña con los frutos esperados. No obstante, seguimos bregando y confiando. Dios tiene la última palabra.